La ley de atracción: Todas las herramientas

¡Hola hola! Feliz y bendecido día para ti. Mi alma se alegra te compartirte nuevamente otra entrada, esta vez sobre la ley de atracción; todos sus beneficios y cómo podemos empezar a utilizarla. Te explicaré todo lo que debemos hacer y tener para atraer aquello que queremos a nuestras vidas.

La ley de atracción se basa en la afirmación de nuestros pensamientos y, según la forma como actuamos, podemos atraer eso que deseamos. Con tus pensamientos estás creando ondas que se traducen en emociones, y aquella vibración tendrá el poder de atraer energía similar. Por eso, si todo el tiempo tienes pensamientos positivos y de gratitud es eso lo que atraerás a tu vida.

Cuando entiendes en qué se basa la ley de la atracción empiezas a comprender que eres el responsable de tu vida, por tanto, no debes actuar desde la reacción, sino desde la acción.

Tú atraes a tu vida la realidad en la que te encuentras, todas las situaciones que has vivido las has creado y visualizado de algún modo. No esperas a que las situaciones te den algo y luego reaccionas, sino que te anticipas positivamente a la vida, visualizas y decretas aquello que deseas y confías.

Comienza con metas sencillas

Te recomiendo empezar con metas sencillas para que vayas entendiendo cómo funciona la ley de atracción. Ya que las metas muy grandes suelen obsesionarnos, entramos en un estado de desesperación al no ver resultados y así puede que no funcionen las cosas. Muchos de nosotros tenemos creencias limitantes y vemos las cosas como difíciles o demoradas en llegar. Lo importante es confiar en ese ser superior y estar seguros de que las cosas se van a dar sin apegarnos mucho al resultado.

Entonces, amado ser de luz, ahora sí vamos a ver un paso a paso de como puedes aplicar la ley de atracción en tu vida.

Define lo que quieres y declaralo al universo

Date esa libertad de soñar en grande, de creer que todo es posible y de que te lo mereces. Te recomiendo que escribas ese anhelo en un cuaderno todos los días, se lo más especifico posible. Por ejemplo, si quieres conseguir un nuevo trabajo escribe cuáles son las características de ese empleo, qué harás y cómo lo harás. Piensa muy bien porqué quieres llegar a esa meta y qué sentimiento tendrás una vez lo consigas.

Atrae siempre sentimientos de felicidad, gratitud, paz, satisfacción y las cosas se te darán. Esta parte es fundamental así que vívela y conéctate profundamente con tus deseos y pensamientos.

Las palabras y pensamientos tienen muchísimo poder; si te encuentras en alguna situación que no es la mejor trata de calmarte y no pensar en porqué te pasó a ti, sino más bien en qué es lo que harás para salir de eso. Toma consciencia de todo lo que dices ya que eso puede afectar tu frecuencia vibratoria.

Visualiza y actúa como si ya obtuviste eso que anhelas

Después de tener claro eso que quieres, empieza a visualizar cómo te sentirás al obtenerlo. Te recomiendo hacer visualizaciones durante varios minutos al día hasta que sientas cómo esos sentimientos te van llenando y te recargan de energía positiva; visualízate feliz y en plenitud total haciendo eso que quieres.

Otra forma de visualización es crear un tablero de visión; coloca fotos de aquello que deseas conseguir en un tablero para que las veas a diario y recuerdes ese sentimiento que te producen. Coloca una foto de tu futura casa, tu futuro viaje, o cualquier objetivo; esto además te ayudará a motivarte y esforzarte por esos sueños.

También es muy poderoso empezar a actuar como si ya estuvieras viviendo en esa realidad. Si deseas que tu negocio crezca y sea exitoso entonces comienza a actuar como si ya fuera una realidad, comprométete todos los días, levántate temprano y piensa todo lo que tienes que organizar ahora que ya estás triunfando.

Actúa como la persona que quieres ser, no dejes que se sienta algo actuado, simplemente empieza a verlo como una parte de ti que estaba dormida y quiere despertar. Vístete como se vestiría esa persona exitosa, adopta hábitos positivos, empieza a construir confianza dentro de ti y verás como todo eso se volverá una realidad poco a poco.

Realiza afirmaciones positivas para mantener tu vibración alta

Mantener tu energía elevada siempre va a ser indispensable. Aprende a diferenciar entre eso que se siente bien y te genera paz a otras cosas que no lo hacen. Actúa de acuerdo con tu intuición, y siempre ponte a ti primero para luego entregar a los demás. Amate y cuida tu energía.

Puedes leer diferentes formas de cuidar tu energía haciendo click aquí.

Realizar constantemente afirmaciones positivas ayuda a que nuestro cerebro crea lo que decimos y por tanto las cosas se empiezan a dar. “Cada día estoy mejorando más”, “Soy una persona exitosa”, “Me merezco eso que deseo y mucho más”, “Yo irradio y recibo felicidad”; afirmaciones como esas te ayudan a alejarte de esas limitaciones y programan tu mente para recibir abundancia. Te recomiendo repetir las afirmaciones que te acercan a tu objetivo de manera constante.

Agradece: Fundamental para la ley de atracción

Al agradecer te das cuenta de lo afortunado que eres y dejas de ver las situaciones como carencias. Cuando agradeces por el dinero que tienes así sea poco vas a atraer abundancia, si agradeces todo el amor que recibes entonces recibirás mucho más amor.

Las cosas van fluyendo cuando confiamos y siempre tenemos actitud positiva. Enfócate en lo bueno, deja que las situaciones malas solo sean eso; obsérvalas, permítete sentirlas y luego déjalas ir. Para vivir felices debemos concentrarnos en la gratitud y dejar a un lado las cosas que no resultaron como esperábamos.

No te compares, tú eres único y cada realidad es diferente. Busca tu propio camino y tu felicidad. Agradece lo que tienes y aprovéchalo al máximo.

Toma acción

Es muy importante que diseñes un plan de acción que te lleve a tu meta. Además de decretar y visualizar, es fundamental que cada día realices una actividad que te acerque más a ese objetivo. Si por ejemplo lo que quieres atraer es una persona responsable y amorosa a tu vida, debes también convertirte en eso y cumplir esas cualidades para atraerlas.  

Recuerda que con la ley de atracción atraemos energía similar a la que proyectamos; sin embargo, nosotros y nuestras acciones son quienes determinan la realidad en la que vivimos.

Amado ser de luz, proyecta energía positiva todos los días y verás cómo suceden cosas maravillosas en tu vida; tú te mereces una vida llena de abundancia y felicidad. Deseo de todo corazón que te haya servido esta información que te compartí y que aprendas a usar esta herramienta maravillosa en tu día a día. Deseo que los ángeles y seres de luz siempre te guíen y acompañen en tu camino.

Con amor,

Karen Agudelo